Veröffentlicht: 02.03.2018

Proof of Work

Proof of Work: el algoritmo para minar criptomonedas

La base para extraer monedas digitales es un algoritmo llamado Proof of Work (PoW). En términos muy ilustrativos, PoW significa «rompecabezas computacional o rompecabezas criptográfico». En la práctica, esto implica que si alguien ha resuelto el problema correctamente, queda demostrado que el principio funciona.

El algoritmo utilizado para resolver la labor criptográfica ofrece una recompensa a los usuarios que lo han resuelto. Han verificado con éxito las transacciones y, por lo tanto, han generado nuevos bloques en la blockchain. Este proceso se llama minería.

Las criptomonedas como Bitcoin, Ethereum y Monero se basan en este algoritmo. El PoW está destinado a proteger contra el abuso y evitar el uso excesivo del servicio. El procesamiento se retrasa porque el usuario tiene que resolver primero esta difícil tarea.

Seguridad en la blockchain y Proof of Work

La PoW pretende garantizar que todos los usuarios que contribuyen en la cadena de bloques también se beneficien. Su contribución es, en esencia, el rendimiento del trabajo correspondiente a los cálculos de bloques. Muchos mineros participan en la resolución de estos complicados problemas aritméticos e invierten en esta tarea un determinado rendimiento de hash.

Por ejemplo, megahashes por segundo, gigahashes por segundo o terrahashes por segundo. Estos rendimientos hash para el cálculo de un bloque son el requisito previo básico durante el procedimiento de verificación de trabajo de Bitcoin y monedas digitales similares.

Pero el Proof of Work también presenta algunas desventajas. Por un lado, lleva mucho tiempo calcular tareas complicadas. Por otro, exige una gran cantidad de energía. Esto hace que las tareas de cálculo sean increíblemente costosas para el minero individual.

En conclusión, es obvio que el sistema PoW no resulta rentable para el minero individual. Esto se debe, en gran parte, a los excesivos costes de electricidad que se derivan de estos procesos de minería tan intensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *