Veröffentlicht: 10.03.2018

Viberate Coin

Análisis de Viberate Coin

Al analizar nuevos instrumentos financieros Viberate Coin, es necesario prestar atención a su estabilidad y a su historia. Al menos de manera superficial, la información que circula en torno a Viberate Coin no guarda relación con la prevención del fraude.

En cambio sí existen muchos datos interesantes en cuanto a la creación de una comunidad destinada a la música en vivo y al diseño de una amplia base de datos en este ámbito. Viberate Coin presenta un modelo de negocio complejo en el que se relacionan lugares y eventos en el entorno de una plataforma segura desde la que se puede gestionar el cobro de tarifas para estas actividades.

De este modo se consigue reunir en un mismo espacio todo lo relacionado con la música en vivo. Para que lo entiendas mejor: Viberate Coin actúa como un IMBD de la música en vivo, en el que los perfiles se van clasificando según su popularidad en internet.

Son los propios usuarios los que, gracias a su actividad, mantienen viva la comunidad. El objetivo final de esta iniciativa es revolucionar la industria de la música tal como la conocemos hoy, convirtiéndose en el mercado de talentos más grande del mundo.

«Hemos sido capaces de crear una base de datos con la ayuda de más de 50 000 participantes y siempre se mantendrán en abierto para que todos puedan compartir su relevancia. Estos 50 0000 usuarios de Viberate no han obtenido nada por su contribución, pero la tecnología blockchain nos permitirá recompensar sus aportaciones con Vibes (VIB)», subrayaba el líder del proyecto.

Modelos de ingresos

Viberate Coin quiere expandir e incrementar el uso de sus tokens fuera de la plataforma. Su objetivo es convertirlo en el «token estándar de la industria de la música», de modo que pueda utilizarse en la venta de música digital, de entradas a eventos y de todo tipo de productos relacionados con el sector.

Con este fin, Viberate ha diseñado diferentes modelos de ingresos viables. El modelo más interesante es el Distributed Ticketing Service (DTX).

DTX permite a las personas comprar y vender entradas para eventos a través del sistema Ethereum Blockchain. Cada ticket se crea como tu propio token ERC20 y puede comunicarse con la aplicación Vibe. Todas las carteras Ethereum se pueden conectar a un determinado evento y también los cajeros automáticos de Ethereum pueden vender entradas.

Estas características suponen una revolución frente al popular modelo de venta de entradas empleado por Ticketmaster y reduce el trabajo de los expertos en la prevención de la especulación en el sector (reventa).

La plataforma proporciona grandes ingresos si consigue integrarse en un ámbito de actuación todavía más amplio. Basta con remitirse otra vez al ejemplo de la compañía matriz de Ticketmaster, que cuesta más de 7 mil millones de dólares estadounidenses.

Otros modelos de ingresos

Otro modelo de ingreso muy extendido en el sector es el de la comisión de reserva. Hoy en día, un agente puede ganar hasta un 20 % con cada evento, una cifra frente a la que Vibrate Coin puede ofrecer mejores opciones, tanto en la venta a precios más atractivos como en la ampliación de la variedad de eventos disponibles.

Viberate quiere desarrollar colaboraciones con otros sectores en la industria de la música y vender publicidad a sus miembros. Las ventas se realizarían de manera directa o a través de contratos inteligentes integrados en la plataforma.

En cualquier caso, no se trata de un aspecto tan beneficioso, ya que las tendencias del siglo XXI demuestran que este mercado avanza hacia un horizonte totalmente diferente.

Otra característica que tampoco podría tener una gran aceptación sería la de la tarifa de acceso, que al parecer se plantea aplicar a algunos servicios entre bastidores. Una oferta que tal vez no acapare la expectación generalizada que se le está atribuyendo.

Los tokens

Uno de los principales objetivos de Vibe es invertir en el crecimiento del servicio. Viberate Coin siempre ha sido un proyecto colaborativo. De hecho, su base original de datos con los perfiles de los músicos se creó gracias a la ayuda de más de 50 000 participantes que no recibieron nada por su trabajo.

Su pasión por la música fue suficiente para sacar adelante este gran proyecto. Con todo, la plataforma comenzará a recompensar los esfuerzos de la comunidad con los Vibes de reserva, al tiempo que se beneficiará de las ganancias derivadas de sus nuevos modelos comerciales.

Como muchos otros de su categoría, el token Viberate solo tendrá valor real dentro de su ecosistema. Se pueden usar para comprar entradas, grabar música, agregar músicos a sus propias bases de datos y mucho más.

El 5 de septiembre, se lanzó un número fijo de 200 millones de tokens, poniéndose a la venta el 60 % de ellos. El precio inicial se fijó en 10 centavos de dólar, incluyendo algunas bonificaciones.

Reparto de tokens

De los 200 millones de tokens, el 5 % estará dedicado principalmente a la remuneración de los miembros que con su participación siguen contribuyendo a la expansión de la plataforma. Otro 27 % se destinará a recompensar a los primeros inversores, financiar el trabajo de los empleados y apostar por futuras asociaciones.

Los tokens de Vibe son útiles tanto en la aplicación Viberate como en cualquier billetera estándar que sea compatible con ERC20. La billetera se puede usar para transferir personalmente los tokens, en eventos o en otros fines.

Conclusiones y riesgos

Esta sería una idea revolucionaria para la industria de la música, pero esto no implica que por sí mismo que sea una inversión financiera rentable. La batalla con la industria ya establecida y sus competidores internos es muy compleja y potencialmente peligrosa. Así pues, el riesgo de este producto es más alto que el de muchas otras iniciativas en tanto que requiere mucho capital social.

Esta industria, llena de intermediarios, conforma un ecosistema vivo que sin duda se opondrá firmemente a una revolución de este tipo. Penetrar en un mercado tan hermético puede resultar en una tarea lenta y complicada que, evidentemente, tendrá repercusiones en los costes.

Un excesivo protagonismo de las recompensas y los problemas de la comunidad se traduciría en un aumento en el tiempo de desarrollo y en la inversión necesaria para ello. El proyecto está dirigido principalmente a los consumidores.

El potencial de crecimiento

La música en vivo no va a desaparecer. De hecho, a medida que la venta de discos vaya disminuyendo, adquirirá mucho más valor. El potencial de los servicios que benefician a esta industria es enorme: solo un 10 % de beneficios de mercado con los productos de DTZ (Day TradeXchange) podría significar casi mil millones de dólares en ingresos anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *