Veröffentlicht: 30.01.2018

Minero

¿Qué es un minero?

«Miner», término anglosajón para un Minero, referirse a los mineros, es una palabra inglesa que proviene del vocablo alemán «Schürfer», que significa «extractor». Así como los buscadores de oro minaron la tierra en el pasado, hoy en día es posible «cavar» tesoros digitalmente empleando ordenadores.

Esto es posible gracias a criptomonedas como Bitcoin y Ethereum. Las contribuciones de muchos participantes colaborando a través de la red son las que hacen posible la existencia de las criptomonedas, su confirmación y su verificación.

Esto implica que ningún participante puede corromper la integridad del sistema con su intervención. El sistema que permite las operaciones con criptodivisas se denomina blockchain.

Como su nombre lo indica, se trata de una cadena o secuencia de bloques de datos. El blockchain está basado en un algoritmo hash que envía a los participantes tareas de cálculo cada vez más complejas.

Al ayudar a los ordenadores de la red a resolver estas tareas, los participantes facilitan la integración de nuevos bloques a la cadena de bloques. Como compensación por el uso de sus propios dispositivos para la resolución de estos cálculos, los desarrolladores de criptomonedas ofrecen a los usuarios pequeñas ganancias.

Generalmente, los beneficios se otorgan en forma de unidades de moneda, la misma con la que trabaja esa cadena de bloques. Este proceso se denomina «minería» o «prospección/exploración» del Minero.

Un minero es, por lo tanto, alguien que recibe acciones en una criptomoneda en compensación por proporcionar la potencia de cálculo de su propio dispositivo.

¿Cómo explotar criptomonedas?

Inicialmente, este tipo de minería empleaba únicamente ordenadores personales domésticos, algo que sigue siendo frecuente en el caso de las criptomonedas de nueva aparición. Para la extracción eficiente de monedas se pueden emplear los procesadores de tarjetas gráficas de los ordenadores.

Sin embargo, dado que las tareas de cálculo de la cadena de bloques son cada vez más complejas, la capacidad de almacenamiento de dichas tarjetas rara vez es suficiente.

Es por ello que se hacen necesarios unos chips especiales, los denominados circuitos integrados para aplicaciones específicas (Application-Specific Integrated Circuit o simplemente ASIC). Estos chips se pueden programar específicamente con el objetivo de emplearlos en minería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *