Veröffentlicht: 18.02.2018

Minería en solitario

¿En qué consiste minería en solitario?

Minería en solitario – hablar de criptomonedas es hablar de minería, el proceso que convierte las transacciones en bloques. Los mineros proporcionan la capacidad y los recursos de sus ordenadores para resolver fórmulas matemáticas complejas.

El punto clave de este proceso es que cada bloque se asigna en función de la mayor o menor dificultad para su resolución. La resolución de bloques por parte de los mineros y, en consecuencia, su aportación a la continuidad de la cadena, es recompensada mediante criptomonedas.

El parámetro clave en la minería es la denominada potencia de hash, que está determinada por el número de operaciones aritméticas que se pueden completar en un segundo. Una tasa de hash alta significa que hay una mayor probabilidad de éxito a la hora de completar un bloque.

El hashrate (tasa de hash) también es importante para determinar cuál es la dificultad actual de procesamiento y aumenta de manera proporcional a la capacidad informática en la red. Es decir, a medida que aumentan los recursos de cálculo en la red, las exigencias de potencia de hash también aumentan, mientras que el rendimiento disminuye si la potencia de hash sigue siendo la misma.

¿Qué es la minería en solitario?

La minería en solitario es un enfoque independiente de la minería tradicional. En este escenario, un único minero emplea solo el potencial de cálculo de sus equipos informáticos, optimizados para tal uso. Utilizar la CPU (Unidad Central de Procesamiento) o el GPU (Unidad Gráfica de Procesamiento) suele ser lo más habitual.

Sin embargo, la minería individual es muy compleja y costosa, ya que obliga a intervenir en toda la infraestructura. Por este motivo han ido surgiendo otras alternativas, como los grupos de minería o la minería en la nube, que están ganando cada vez más popularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *