Veröffentlicht: 03.03.2018

Los impuestos de la minería en la nube

Los impuestos de la minería en la nube

Los impuestos de la minería en la nube – La minería en la nube es una actividad que está sujeta al pago de impuestos.

Conocer la legislación fiscal y el importe de lo que se tiene que pagar por las monedas obtenidas es un factor clave para controlar los beneficios reales obtenidos y planificar la estrategia más adecuada para obtener una rentabilidad mayor.

Los impuestos de la minería en la nube – ¿Qué son los impuestos de minería en la nube?

Las ganancias obtenidas por los particulares que realizan minería en la nube están sometidas al pago de impuestos. Estos beneficios son una fuente adicional de ingresos similar al ingreso neto del trabajador por cuenta propia, el cual debe aplicar a los ingresos brutos las correspondientes deducciones y pago de impuestos.

Cuando se extraen Bitcoins u otras monedas hay que incluir su importe en la declaración fiscal correspondiente a ese ejercicio fiscal. El pago determina la tasa de ingresos en el futuro y se usa para calcular los márgenes de beneficios y pérdidas que se pueden obtener en el futuro. A continuación mostramos un ejemplo:

Los impuestos de la minería en la nube – Ejemplo de impuestos de minería en la nube

En 2013 se extrajo un total de Bitcoins correspondiente a 1000 dólares estadounidenses. Esto significa que hay un ingreso imponible de 1000 dólares. Si el Bitcoin se vende por 1200 dólares estadounidenses, hay una ganancia imponible de 1200 dólares estadounidenses menos 1000 dólares estadounidenses. Por lo tanto, hay un incremento patrimonial de 200 dólares estadounidenses que debemos incluir en nuestra declaración de renta.

La Delegación de Hacienda de cada país determina qué gastos hay que incluir o no en el cálculo del incremento patrimonial. En función del resultado, el miner en la nube calculará con mayor previsión el margen de beneficio que le reporta su actividad.

Si una operación de minería en la nube es de gran envergadura es posible deducir todos los gastos necesarios para su obtención. Entre estos gastos se incluyen: la factura de electricidad y la amortización del equipo informático utilizado. Si la operación es esporádica o de poca relevancia no cabe deducir estos gastos.

El tratamiento fiscal de la minería en la nube despierta la suspicacia de las autoridades, por lo que es necesario contar con un asesor fiscal profesional para evitar problemas con Hacienda, sobre todo en el caso de realizar inversiones elevadas en criptomonedas.

Los impuestos de la minería en la nube – Impuestos y carga fiscal de la minería en la nube

Los usuarios que realizan minería en la nube tienen que pagar los impuestos correspondientes, tanto si su actividad es un negocio o un «hobby». Si la autoridad tributaria decide que las actividades mineras de Bitcoin constituyen un negocio, podrán aplicarse las deducciones correspondientes a los gastos de la actividad y los préstamos comerciales.

Pero si considera que la actividad es un mero pasatiempo, no cabe realizar estas deducciones y los beneficios obtenidos tributarán íntegramente como incremento patrimonial.

El importe del incremento patrimonial se obtiene calculando la diferencia entre el precio que tenía la criptomoneda cuando fue adquirida y el precio que tuvo al ser vendida, determinando el beneficio obtenido el importe de dicho incremento de patrimonio.

Puede darse el caso de que se produzca una pérdida. En este supuesto, se entenderá que ha habido una pérdida patrimonial y se incluirá, como tal, en la declaración de renta.

Las autoridades fiscales consideran las criptomonedas minadas como un ingreso inmediato referido a la fecha que tenía la moneda en el momento que se extrajo. Por eso, hay que conocer el precio exacto de la moneda en dicha fecha y el precio exacto al que se vende posteriormente.

La información anterior se aplica a los usuarios particulares, ya que aquellos que realizan esta actividad a nivel empresarial pueden tener otro tipo de obligaciones fiscales, como pagos trimestrales o periódicos.

Los impuestos de la minería en la nube – ¿Estamos obligados a declarar Bitcoins si los recibimos como pago por prestar un servicio?

Por lo general, los ingresos o bienes que obtenemos como pago por prestar un servicio, debemos incluirlos como ingreso en nuestra declaración fiscal, salvo que estén expresamente exentos. Por ello, si realizamos un trabajo y nos pagan en Bitcoins, estamos legalmente obligados a declarar ese ingreso.

Otra cuestión distinta es que el Bitcoin sea difícilmente rastreable y a las autoridades fiscales les resulte muy complicado detectar ese ingreso.

Los impuestos de la minería en la nube – ¿Qué tratamiento fiscal tienen los Bitcoins?

Los ingresos obtenidos por el intercambio de servicios con otra persona, ya sea en forma de Bitcoins, dólares o euros, se incluyen en el apartado de los ingresos brutos derivados del trabajo.

En el caso de los beneficios obtenidos por la actividad de compra y venta de Bitcoins, estaríamos ante un incremento patrimonial y, por tanto, debemos incluirlos en este apartado en la declaración de renta.

La evaluación anterior está basada en el supuesto de que la criptomoneda se entienda como producto de inversión, similar al oro u otras mercancías. Si se trata como una moneda en sí misma, también podría gravarse la ganancia total basada en el valor real de la moneda.

En consecuencia, si se trata el Bitcoins como una moneda, se cobrarían los impuestos correspondientes de igual modo como se hace con una divisa extranjera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *