Veröffentlicht: 06.03.2018

Kin Coin

¿Qué es Kik Coin?

Desde 2010, más de un millón de personas han utilizado Kin Coin, la que se considera una de las propuestas más innovadoras en su campo. En 2011, Kik se convirtió en la primera aplicación de chat en transformarse en una plataforma. Además, Kik también fue la primera plataforma en usar bots.

Finalmente, y después de estas primeras transformaciones iniciales, entre 2015 y 2016 se aprueba también la creación de una nueva moneda digital: Kik Points.

Como empresa, Kik había estado buscando una forma sostenible de obtener beneficios sin comprometer la experiencia del usuario o su privacidad. Por este motivo, desde el comienzo se desestimó la posibilidad de introducir publicidad para influir en su comunidad o vender datos de sus clientes.

En su lugar, se optó por lanzar una moneda descentralizada y alentar a la comunidad Kik a participar en su diseño, surgiendo así un ecosistema digital centrado en la equidad y la apertura, con Kik actuando como un participante más en lugar de como un mero anfitrión pasivo.

Para mantener un ecosistema más abierto, descentralizado y convincente que el de sus rivales, Kik se ha enfocado hacia nuevos productos y servicios. La complejidad inherente a las redes descentralizadas implica que todos estos rasgos de su desarrollo se han ido manifestando conforme pasa el tiempo.

Creación de un valor inherente

Las pruebas con Kik Points comenzaron a desarrollarse en 2014 con el objetivo de determinar cuáles eran los requisitos que exigían los usuarios para que una criptomoneda pudiera ser introducida en la plataforma.

La idea central era que los usuarios obtuvieran esta moneda ganándola, no comprándola, a través de diversas actividades en la plataforma. De esta fase de prueba se dedujo que la criptomoneda había tenido una muy buena adaptación y que los usuarios habían tomado conciencia de sus múltiples utilidades, comparables a las de Bitcoin.

Kik es actualmente una de las aplicaciones de chat más populares y ocupa el quinto lugar en resultados de búsqueda en App Store. Mensualmente, millones de personas demuestran que la criptomoneda de Kik tiene un gran potencial en el ámbito de los usuarios convencionales.

La plataforma pretende contar con un valor inherente: Kin, una nueva criptomoneda integrada en su aplicación de chat. Al usar Kin como moneda de transacción principal, Kik se convirtió en el primer miembro del ecosistema Kin.

En el futuro, los miembros también podrán ganar Kin proporcionando contenido, algo que revolucionará este ámbito comercial. Los usuarios pueden gastar tokens en productos y servicios de Kik, así como en servicios proporcionados por comerciantes, desarrolladores e influencers.

La criptomoneda Kin

La moneda Kin es una criptomoneda diseñada para uso diario y optimizada para servicios digitales. Así pues, se puede emplear para realizar todo tipo de transacciones dentro de la red Kin. Técnicamente hablando, el token se basa en el conocido blockchain de Ethereum, por lo que Kin es un token ERC20.

Además, la criptomoneda Kin sirve como enlace entre los diversos servicios dentro de la red Kin; por algo fue creada dentro de la propia plataforma.

Los requisitos que se exigieron para la creación de esta criptomoneda fueron previamente analizados por los desarrolladores a través de pruebas exhaustivas, siendo este el resultado final. De este modo, se puede concluir que Kik es también una parte esencial de la red Kin.

Dado que la plataforma Kik tiene varios millones de usuarios, los desarrolladores esperan que la moneda tenga una gran aceptación, algo decisivo para su valor.

Por otro lado, no hay que olvidar que existe un monedero disponible en la plataforma Kik, lo que sin duda resultará muy beneficioso en la rápida aceptación del token y en su consolidación como una de las criptomonedas más extendidas.

Para atraer a más usuarios, se ha diseñado un sistema de incentivos que premia a los usuarios particularmente activos en la promoción de la moneda. Quienes inviertan en Kin recibirán recompensas especiales, en tanto que con sus compras ya están brindando una importante oportunidad de desarrollo.

¿Quiénes están detrás del desarrollo de Kin Coin?

Kin Coin fue desarrollada por Kin Foundation, una organización sin ánimo de lucro. En el futuro, la fundación tiene la intención de monitorear el desarrollo de la moneda y su ecosistema como una administración sin fines lucrativos.

Se ha diseñado así para desarrollar aún más la plataforma y agregar servicios digitales al ecosistema. Otra característica especial que define la plataforma Kin es su simplicidad de uso. Los desarrolladores han pensado ya en un entorno muy funcional que fomente activamente la generación de nuevos servicios.

La programación sostenible es un objetivo particular de este entorno de desarrollo, ya que los servicios desarrollados deben seguir siendo compatibles con los blockchains de reciente creación. A largo plazo, el objetivo de Kin Foundation es descentralizar y automatizar completamente todas las transacciones realizadas dentro de la cadena de bloques.

¿Cuál es la visión de Kin Foundation?

La visión de la Kin Foundation es la descentralización de los pagos a través de un enfoque sostenible. En este entorno, la comunicación dentro de una red libre de injerencias de otros medios constituye la base del proyecto. Para alcanzar este objetivo, resulta de especial relevancia el uso de todos los servicios digitales disponibles dentro de la red.

La evolución de la capitalización de mercado

Kin Coin apareció por primera vez en el mercado el 27 de septiembre de 2017 como parte de una ICO (Initial Coin Offering) en la que se empleó el símbolo abreviado KIN. El precio de emisión del Kin Coin ascendió a 0,000116 dólares estadounidense, lo que resultó en una capitalización de mercado de 87,5 millones de dólares.

A finales de diciembre, el token se estaba consolidando, ofreciendo una capitalización de mercado de tan solo 54,4 millones de dólares el 16 de diciembre.

Posteriormente, el token superó esa fase de consolidación y comenzó a registrar una nueva cadena de máximos históricos. En la actualidad, la moneda se cotiza a un máximo de 334 millones de dólares y tiene un precio simbólico de 0,000442, con un total de unos 756 mil millones de monedas en circulación.

Con un máximo de 10 000 millones de monedas disponibles para negociar, KIN aún conserva su gran potencial, así como unas atractivas posibilidades de crecimiento a largo plazo. La negociación diaria con esta criptomoneda presenta un volumen de alrededor de un millón de dólares. Dentro de esta cifra, el 91 % del comercio registrado consiste en intercambios entre KIN y Ethereum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *