Veröffentlicht: 09.01.2018

HashFlare 2.0: Hasta el infinito y más allá

HashFlare 2.0: Hasta el infinito y más allá

HashFlare 2.0: Hasta el infinito y más allá – Esta es nuestra traducción del blog sobre Hashflare.io

HashFlare está cambiando. Cuando empezamos a idear nuestro servicio en 2015, no esperábamos que dos años y medio después sería usado por más de un millón de personas.

Por supuesto éramos jóvenes y ambiciosos; teníamos grandes aspiraciones (y las seguimos teniendo), pero la realidad es tozuda y ha superando todas nuestras expectativas.

Como es de esperar, cada interrupción de nuestro servicio provoca una ola de descontento, pero también asegura que hay una buena razón para tener un poco más de paciencia, pues estos inconvenientes son la señal de todos los cambios por llegar. Un nuevo cambio llama a nuestras puertas, y este se llama HashFlare 2.0.

Para daros una mejor idea de cómo nuestra nueva versión de HashFlare será fundamentalmente diferente de la vieja (y porqué empezamos con todo esto en primer lugar), hablamos con Vitali Pavlov, Head of Product Development en HashCoins que ha estado dirigiendo HashFlare desde el mismo inicio.

Como siempre, el origen de todo cambio futuro se arranca en el pasado.

Como solía ser y cómo será

La historia de HashFlare se remonta a 2013 cuando la empresa estoniana HashCoins se marca como misión el ser una de las primeras compañías en el mundo en producir hardware para minar.

ASIC chips se volvió el corazón de nuestros miners, permitiendo a HashCoins asegurarse rápidamente un lugar bajo el sol: en esos días, la presencia en el mercado de miners ASIC no era de más del 20%, y su compra se hubiera cubierto completamente en cuestión de un par de semanas o un mes cuanto más.

Sin embargo, pronto nos dimos cuenta de que el Hardware para minar podía ser una buena idea, pero tenía sus puntos débiles.

Primero de todo, este tipo de hardware es caro (hablamos de miles de dólares por máquina), lo cual reduce las posibilidades de expandir tu mercado captando a miners que justo empiezan.

En segundo lugar, hay muchos riesgos asociados al transporte de los miners, como posibles retrasos en las aduanas o averías. También había inconvenientes desde el punto de vista del usuario.

No todos nuestros clientes eran miners expertos, siendo los ASIC miner no exactamente iguales que un PC Windows: tienes que ponerlo en marcha tú mismo y hacer algunas tareas imprescindibles antes de empezar a usarlo.

Todo esto además de los problemas usuales con los miners y los hardware servidores tales como ruido, tamaño excesivo, calentamiento, ventilación apropiada y enormes facturas de electricidad.

Así es como llegamos a la idea de un servicio de mining en la nube, y Renna Reemet, la Lead Developer en HashFlare, se convirtió en la persona clave detrás de la implementación de este plan.

Según el propio Vitali, al principio, durante un año entero, HashFlare lo constituían solo dos personas: Renna y él mismo.

La dirección dio el visto Bueno, el Director Técnico aportó su buen consejo y el trabajo empezó.

La primera versión de nuestro panel en la nube para minar fue lanzado en… 13 días (Vitali admite que este es uno de sus más dulces y grandes logros) y el lanzamiento público de HashFlare 1.0. le sucedió en los siguientes 6 meses.

Pero las cosas no eran tan de color de rosa en ese tiempo.

“Porque no comprendíamos cabalmente la magnitud y extensión del cloud mining, no podíamos imaginar que en dos años y medio nuestra base excedería el millón.”
– Dijo Vitali

Es un poco sonrojante de admitir, pero hemos decidido ser honestos: aunque la primera versión del HashFlare no estaba exactamente escrita en el dorso de un papel de embalaje, se apoyaba en tecnologías que no calificaríamos como las más avanzadas en este momento de nuestra era.

Por consiguiente, el elevado número de debilidades que emergieron a medida que nuestra audiencia fue creciendo, se acabaron traduciendo en serios problemas técnicos.

Sin embargo, sería erróneo clasificar este proyecto como algo marginal: trabajamos sin parar 24/7 y no sería una exageración decir que desde que HashFlare vino al mundo, Vitali y Renna experimentaron con entusiasmo el vivir en la oficina a tiempo completo.

“Nuevas personas se unieron a nuestro departamento de informática” recuerda Vitali. “Nuestra carga de trabajo se redujo y se volvió más fácil desarrollar nuestro proyecto y escuchar a nuestros usuarios al mismo tiempo.

Es posible que aún estemos enfrentándonos a las consecuencias ocasionales de escribir el código deprisa y aún lo estamos optimizando. No obstante, estamos orgullosos de que pudimos escribir un solo trozo de código y construir un proyecto que funciona, teniendo a su vez presencia en el mercado hasta la fecha.”

Casi tres años después, HashFlare – son cuatro contratos (SCRYPT, SHA-256, ETHASH, y EQUIHASH) con pagos automáticos en Bitcoin, Ethereum y Zcash; un sistema estadístico fácil de usar; distribución opcional de Hashrates en grupos de mining y multitud de usuarios en todo el mundo, incluyendo América del Norte y del Sud, Rusia, Europa, el CEI y Asia.

Detrás de todos estos logros hay un equipo de personas entusiastas que aman su trabajo y creen que parte de su misión es difundir el mundo de las criptomonedas, el mining y las tecnologías blockchain en su conjunto.

¿Qué es lo siguiente?

Hay todavía más por llegar. A mediados de otoño Renna Reemet dejó HashFlare y continuó su desarrollo profesional en otros proyectos no relacionados con el mining en la nube.

Fue Renna quien puso un esfuerzo enorme, titánico diríamos, en nuestro proyecto durante casi tres años, trabajando insaciablemente y con abnegación, a menudo sin pensar en sí misma.

No puedes substituir a una persona así, si bien tampoco es lo que pretendemos.

En vez de esto, estamos entrando en una nueva etapa y estamos contentos de anunciar que el rol de Lead Developer en HashFlare está ahora en manos de alguien tan generoso como Renna, Pavel Borozdin.

Pavel se unió a HashFlare hace un año y ya desde muy pronto formó equipo con Renna para optimizar nuestro servicio, arreglar fallos en el sistema informático, así como introducir nuevas funciones y tecnologías.

Por trabajar con tanta pasión como su compañera de trabajo y estar listo para saltar de la cama en medio de la noche para arreglar cualquier fallo o problema imprevisto, Pavel dejó bien claro que nadie podría desempeñar este papel mejor que él.

Ahora, es responsabilidad de Pavel el hacer cambiar HashFlare a una nueva arquitectura y no le encomendaríamos nunca esta tarea central si no confiáramos en él al 100% 🙂

Ca-ca-ca-ca-Cambios

Ahora mismo HashFlare está trabajando en dos áreas. En primer lugar, estamos moviendo toda nuestra estructura a AWS; en segundo lugar, estamos dividiendo nuestra web central en pequeños micro-servicios, con lo que pretendemos hacer HashFlare más productivo y estable.

Para nuestros usuarios, esto significa una cosa: el sistema está a punto de convertirse en más flexible y, al mismo tiempo, más estable.

AWS, que es un tipo de solución host en la nube, nos permitirá manejar situaciones como ataques DDos y períodos de grandes cargas mucho mejor.

Mientras a veces nos cuesta hacer frente a la carga en nuestro servicio, una vez este haya migrado a AWS, nuestros usuarios encontrarán el problema resuelto a tiempo y de manera continua.

Esto es lo que Pavel dice de este cambio:

HashFlare fue escrito usando una arquitectura monolítica, y hasta 2017, este sistema era suficientemente bueno para hacer frente a las cargas de ese momento.

Sin embargo, dada la popularidad creciente y los picos en el precio de las criptomonedas, la demanda de estos servicios a emergido y el número de clientes ha crecido exponencialmente también.

Solíamos recibir de 15.000 a 20.000 nuevos usuarios cada mes, mientras ahora a veces alcanzamos los 100.000. Mientras se escribe este post tenemos 1.495.737 usuarios registrados. La carga sobre el servidor sigue aumentando, hacienda cada vez más difícil a esta estructura monolítica mantenerla bajo control.

Aunque optimizamos nuestro código regularmente y revisamos nuestra aproximación a distintos métodos y su productividad, esto solo nos da margen para trabajar en nuestra versión 2.0.

En marzo de 2017 decidimos cambiar a una arquitectura de mircro-servicios. Esto nos permitirá fácilmente hacer la app más grande, equilibrar la carga entre varios módulos funcionales de nuestro servicio e incrementar substancialmente la velocidad del mismo.

Estamos trabajando muy duro para la versión 2.0. la actual versión de HashFlare fue escrita en PHP mientras HashFlare 2.0. estará basada en Java. Nuestra visión es la de centrarnos en un servicio de API además del front-end y el back-end.

Efectivamente, estamos considerando el hacer nuestra API lo más abierta posible a desarrolladores terceros, permitiéndoles crear muchos otros productos basados en HashFlare.

Aplicaciones de móvil, ¿bots de Telegram? Ningún problema, en cualquier momento. Por último, y no por ello menos importante, el nuevo HashFlare no solo consiste en una gran limpieza interna sino también en un lavado de cara.

Su nuevo diseño solo es solo la punta del iceberg: verás que trabajar en la versión 2.0 y su interfaz te resulta mucho más fácil.

Ahora mismo, estamos expandiendo regularmente nuestro equipo, buscando desarrolladores de Java y stack. Esto significa, asegurarnos de que podemos cambiar de arquitectura hacia una mucho más eficiente y fácil de usar en caso de emergencias.

La migración a HashFlare 2.0 está programada para 2018 y esperamos que estas noticias puedan ser un gran regalo de Reyes para ti.

Felices Fiestas, Manteneos en contacto, El equipo de HashFlare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Weitere Artikel zum Thema

Antmining

HashNest

Entrevista de HashFlare

Análisis de Genesis Mining

Análisis de HashFlare