Veröffentlicht: 11.03.2018

Dogecoin

¿Qué es Dogecoin?

Dogecoin, también conocida como DOGE, es una criptomoneda entre iguales derivada de Litecoin. La base de su diseño y de su denominación está en el fenómeno de internet «Doge», una variación del término anglosajón dog. El Doge se presenta con la imagen de un perro Shiba Inu y un texto en inglés, imagen que se adoptó también como logo de este token.

La moneda de Dogecoin se lanzó oficialmente el 8 de diciembre de 2013 con la pretensión de parodiar el éxito de Bitcoin y de otras criptomonedas similares.

A pesar de estos orígenes poco definidos, durante las primeras semanas el valor de negociación de la moneda creció rápidamente, tanto que el 19 de diciembre la tasa de cambio entre los tokens de Dogecoin y el dólar estaba casi a la par. Esto condujo a una capitalización de mercado de 8,8 millones de dólares, convirtiendo a Dogecoin en la novena criptomoneda más grande.

En tanto que la moneda se basa en una copia de la cadena de bloques Litecoin, también ha heredado su algoritmo de Proof of Work. Debido a la alta recompensa inicial y a la baja dificultad de su minería, ya el 10 de enero de 2014 los usuarios tenían la opción de ganar alrededor del 25 % del número máximo posible de tokens.

El márketing de Dogecoin

El hecho de que DOGE sea solo una divisa divertida no parece disuadir a muchos inversores. El 19 de enero, los desarrolladores se enfrentaron al reto de recaudar tokens de DOGE por valor de 30 000 dólares para que el equipo jamaicano de bobsled pudiera participar en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Esta estrategia de márketing condujo a un aumento del 50 % en el precio, llevando la capitalización bursátil a más de 51,5 millones de dólares. Este hito hizo ascender a la moneda hasta el séptimo lugar en el ránking de las criptomonedas más potentes.

En la actualidad se está recaudando capital para financiar una misión lunar tripulada. La iniciativa se puso en marcha en septiembre de 2017 y una vez más supuso el despegue del valor de la criptomoneda.

¿Cuál es la diferencia entre DOGE y Bitcoin?

Básicamente, DOGE es una copia de Litecoin, por lo que emplea el algoritmo Scrypt como Proof of Work. Sin embargo, el tiempo de bloqueo de Doge es de solo un minuto, de manera que las transacciones se completan y ejecutan mucho más rápido. Pero la mayor diferencia entre DOGE, Bitcoin y otras criptomonedas está sin duda en la cantidad máxima de tokens disponibles.

Para ser más específicos: Bitcoin tiene 21 millones de monedas y Litecoin 84 millones. Por su parte, DOGE posee un número máximo de tokens que asciende a los 100 mil millones. Con todo, el 2 de febrero de 2014, se decidió abolir esta limitación, permitiendo que la moneda adopte un carácter inflacionario.

En 2015 se optó por crear un nuevo token con una limitación de 5256 mil millones de tokens, lo que resultó en una inflación del 5,3 % durante el primer año. Sin embargo, debido a la constante creación de tokens, la inflación está disminuyendo constantemente.

La minería de DOGE extrae un número fijo de 10 000 tokens cada vez que se completa con éxito un bloque, de lo que se deduce que la eliminación de la limitación de tokens haya sido un paso tan significativo. Este es el principio que se ha mantenido desde el 25 de diciembre de 2015, logrando que el mercado haya aceptado este nuevo planteamiento.

¿Quiénes son los responsables del desarrollo de DOGE?

La idea detrás de DOGE fue desarrollada por Jackson Palmer y Shibetoshi Nakamoto, aunque este último es un nombre falso, ya que el autor prefiere mantenerse en el anonimato. Se sabe que S. Nakamoto es un desarrollador de software y que gracias a su trabajo se pudo diseñar el código original de Dogecoin. Se describe a sí mismo como un nerd y un fan de Starcraft 2 y eSports.

Nakamoto es un estadounidense que vive en Portland, Oregón, y que siempre se ha mostrado muy activo en la escena de la criptografía, llegando incluso a publicar sus datos de contacto personales a través de su cuenta de Twitter.

Precisamente a través de este perfil social, el desarrollador está lanzando continuamente nuevas campañas publicitarias con el objetivo de que sus seguidores se mantengan actualizados con las iniciativas que se ponen en marcha para mejorar la imagen de la compañía.

Por su parte, Jackson Palmer es un desarrollador de productos y analista de datos que trabaja actualmente en Adobe y que se unió al proyecto de Nakamot algo más tarde. Además de su trabajo en Adobe, Palmer es programador y trabaja en la optimización de DOGE.

Sus proyectos actuales y los éxitos alcanzados durante su trayectoria profesional se pueden consultar en su web personal, en la que el desarrollador también está abierto a comentarios y sugerencias.

Los tres pilares de Dogecoin

Los tres pilares sobre los que se asienta el proyecto Dogecoin se presentan en la web del desarrollador. El primer pilar hace referencia a la fase inicial, es decir, a la creación de una billetera que te permita adquirir y almacenera algunos tokens de DOGE.

Esto es lo que con posterioridad te facilitará emplear estos tokens de Doge en la compraventa de servicios o en el cambio con otras monedas.

Por otro lado, se hace referencia a la cuestión de la comunidad y a la importancia de que se mantenga en contacto, ya que esta es el elemento central de Dogecoin. En este sentido, se hace hincapié en reddit y el hashtag #dogecoinIRC. A través de estos foros se solucionan todas las dudas relevantes con respecto a DOGE y se dan a conocer nuevos proyectos e iniciativas.

Por último, se menciona también otro aspecto muy importante: la adquisición de DOGE y las alternativas existentes para ello. DODGE se puede comprar, intercambiar, regalar y minar. Por ejemplo, la participación en la comunidad se recompensa con el reparto de tokens DOGE.

Con todo, el método más sencillo es el que consiste en emplear un faucet: un portal web que presenta la moneda al usuario y genera DOGE gratis.

¿Cuál es la actual capitalización de mercado de Dogecoin?

Después de que en febrero de 2014 lograra alcanzar más de 60 millones de dólares en capitalización bursátil, en febrero de 2017 DOGE se estancó en los 23 millones de dólares. Con posterioridad se experimentó una fuerte tendencia al alza que se mantuvo hasta julio de 2017, cuando la criptomoneda alcanzó un valor histórico de 309 millones de dólares de capitalización de mercado.

El siguiente movimiento ascendente se produjo en noviembre y se extendió hasta el 8 de enero, momento en el que la capitalización bursátil de DOGE se catapultó hasta los 1950 millones. Desde entonces, el crecimiento de la moneda se ha mantenido estable, aunque todo apunta a que está comenzando una nueva tendencia al alza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *