Veröffentlicht: 18.02.2018

¿Cuándo se extraerán todos los Bitcoins?

Qué es un Bitcoin y cómo funciona

Bitcoin es la primera criptomoneda creada en la red. En concreto, fue lanzada el 3 de enero de 2009, cuando fueron minadas las primeras 50 monedas de Bitcoin. Con el término «criptomonedas» nos referimos a las monedas virtuales y descentralizadas que se negocian a través de Internet.

El Bitcoin ha alcanzado en los últimos años una enorme popularidad. Todos quieren obtener los beneficios que ofrece su alta rentabilidad. Tanto es así que ya se considera el afán por conseguir Bitcoins como una nueva fiebre del oro. Esta comparación no es descabellada y ha sido la base del lenguaje que se usa para describir el proceso de producción y adquisición de las criptomonedas, al que nos referimos como minar o extraer. De forma similar a lo que sucede con el oro, las criptomonedas no están disponibles por un tiempo ilimitado. Por este motivo, a medida que aumenta su demanda también crece su valor. Con el tiempo, la disponibilidad irá disminuyendo hasta que llegue el día en que se estanque por completo y ya no haya más Bitcoins para minar.

¿Qué significa «dig»? Los aspectos técnicos de la minería de Bitcoin

Con el término “dig” (excavar), o «mining» (minería) nos referimos al proceso de verificación en la red de las criptomonedas, y a la obtención de nuevas unidades. La minería es una característica inherente al propio sistema de creación de este tipo de moneda porque la tecnología de las criptomonedas depende, en gran medida, de disponer de una extensa red de usuarios independientes que puedan satisfacer la demanda de una moneda descentralizada.

¿Cuándo se extraerán todos los Bitcoins? ¿Es rentable seguir minando Bitcoins?

La base del Bitcoin son los “blockchains” o cadenas de bloques de datos. Un método criptográfico agrega nuevos bloques a la cadena en la que se contiene las últimas transacciones y los valores de las mismas. Los bloques son generados mediante todos los ordenadores que comparten su energía para procesar y resolver los algoritmos establecidos por la cadena de bloques. Cada vez que se genera un nuevo bloque se distribuye cierto número de unidades monetarias entre los usuarios que han contribuido a realizar la tarea.

De este modo, cada vez circulan más unidades de las criptomonedas. El sistema se rige por la dificultad de los problemas que hay que solucionar para crear una cadena de bloques y por el número de Bitcoins que se distribuyen por bloque. Este proceso conlleva que la complejidad del trabajo aumente cada vez más, e implica que la energía de los procesadores informáticos necesarios sea cada vez mayor. Actualmente, cada dos semanas se incrementa el nivel de potencia de los procesadores involucrados en la creación de bloques.

Por otra parte, el número de Bitcoins disponibles para formar nuevos bloques disminuye constantemente y se regula mediante el sistema denominado «halving” (reducción a la mitad), mediante el cual el proceso determina a partir de qué número de bloques se obtienen las mitades del bloque. Esto sucede cada pocos años. La dificultad cada vez mayor de obtener Bitcoins convierte a esta criptomoneda en algo codiciado, aumentando el valor de la misma y estimulando la demanda por parte de los inversores.

El Bitcoin se regula a sí mismo

¿Merece la pena seguir minado Bitcoins?, ¿cuándo se extraerán la totalidad de los Bitcoins? Para responder a estas preguntas, hemos de conocer un poco más sobre la historia del minado de Bitcoins.

Desde sus origen en 2009, el Bitcoin ha experimentado una transformación radical. El trabajo necesario para excavar nuevos bloques era sencillo inicialmente, pero la dificultad ha ido en aumento de forma sucesiva. El resultado fue una verdadera carrera entre los mineros y la lucha por obtener un hardware cada vez más rápido y optimizado con el que obtener una ventaja y disponer de más oportunidades para ganar nuevos Bitcoins.

Al principio se podían minar Bitcoins con un simple ordenador doméstico. La potencia de cálculo de un procesador normal era capaz de realizar la extracción fácilmente. Los mineros más ingeniosos se dieron cuenta de que los procesadores de las tarjetas gráficas eran los más adecuados para resolver los problemas aritméticos planteados por el algoritmo de “blockchain” o cadena de bloques. Algunos usuarios construyeron sus propias tarjetas gráficas para aumentar el rendimiento. Pero, con el tiempo, esta solución dejó de ser rentable porque se necesita excesiva energía únicamente para refrigerar el ordenador.

El minado con ASIC

En 2011 se diseñó un hardware especial para minar Bitcoin llamado ASIC (Application-Specific Integrated Circuit). Este circuito integrado de aplicación específica se trata, básicamente, de un microchip que está especialmente programado para realizar un trabajo concreto. En el caso del Bitcoin, está programado para resolver los problemas aritméticos de la cadena de datos o “blockchain” de forma más eficaz.

Actualmente, existen otras opciones, como la Minería en la Nube o Cloud Mining, mediante la cual el usuario utiliza la potencia de los equipos informáticos de un proveedor de este tipo de servicio para minar Bitcoins.

Ley de Moore

Existe una teoría particularmente interesante sobre la duda de cuándo se mirarán todos los Bitcoins. Se trata de la Ley de Moore, formulada en 1965 por Gordon Moore, uno de los cofundadores de la compañía Intel. Esta teoría sostiene que la potencia de los aparatos informáticos disponibles en el mundo se duplica en un período de tiempo determinado. Este período está situado actualmente en alrededor de los 18 meses y puede comprobarse mediante el nivel de potencia de los equipos informáticos que se venden en el mercado.

A partir de la Ley Moore, la complejidad de los problemas matemáticos para construir la cadena de bloques que generan los Bitcoins se duplica, teóricamente, cada 18 meses en un nivel constante. Sin embargo, dado que cada vez son más numerosos los usuarios que empiezan a minar Bitcoins, es probable que la complejidad aumente de forma más veloz.

¿Cuándo se extraerán todos los Bitcoins?

Basándonos en los aparatos informáticos disponibles en la actualidad y en la Ley de Moore, podemos hacer una previsión aproximada sobre el tiempo necesario para extraer la totalidad de Bitcoins disponibles.

En la actualidad, hay 16 782 587 unidades de Bitcoins. Se calcula que al final del proceso de extracción esa cifra llegue a 21 000 000. Se estima que las últimas unidades de Bitcoins se extraerán en 2140. Sin embargo, esto depende de muchos factores, entre los que se incluye el desarrollo de los equipos informáticos en los próximos años y la cantidad de reducciones a la mitad, que todavía se están produciendo en nuestros días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Weitere Artikel zum Thema

Sincronización de la billetera digital de Bitcoin

Qué es Ethereum

Comprar Ledger Nano S

Aprender a operar con Bitcoin

Bitcoin: pronósticos y predicciones

Bitcoin Scrypt Mining