Veröffentlicht: 27.03.2018

Asch Coin

Asch Coin, la criptomoneda de China

Asch Coin es una de las pocas criptomonedas que ha surgido en la República Popular de China. En este caso, los inversores participan, a la vez, en dos mercados en auge: el de las monedas criptográficas y el de la economía emergente de China. Además, Asch Coin está integrada en una innovadora plataforma que ofrece una extensa gama de servicios online.

Aunque esta moneda está enfocada al mercado asiático, es previsible que también se extienda al resto del mundo. De hecho, los desarrolladores ya la están introduciendo en Europa y Norteamérica. El objetivo de Asch Coin consiste en establecerse como forma de pago global. La moneda destaca por su flexibilidad y su gran estabilidad. Otra de sus ventajas radica en la sencillez de su página web. Además, las transferencias se realizan en segundos, con una enorme rapidez. Los expertos piensan que Asch Coin competirá pronto con las monedas fiduciarias, como el euro y el dólar. Tanto es así, que actualmente ya es aceptada en algunas tiendas online como forma de pago y los desarrolladores pretenden distribuirla en todo el mundo. Su objetivo consiste en difundir Asch Coin y lograr que se acepte como medio de pago incluso en los pequeños comercios.

Asch Coin, una configuración sencilla y una innovadora billetera electrónica

Uno de los objetivos al generar Asch Coin ha sido crear una moneda que sea muy sencilla de manejar y que resulte accesible a todos los usuarios. Entre los puntos clave que ha implementado Asch figuran la adquisición directa de la moneda y la transferencia de la misma en cuestión de segundos. Por otra parte, también ha conseguido simplificar la administración de la billetera, ya que los desarrolladores han elaborado una billetera concreta para esta moneda, independientemente de que Asch también sea compatible con otras billeteras del mercado.

Una billetera electrónica funciona de forma similar a una cartera de valores tradicional, en la que los inversores pueden ver los bonos o acciones que poseen. En la banca online los depósitos se han trasladado del mundo físico al virtual. Una billetera electrónica está basada en el mismo concepto. La única diferencia es que las billeteras electrónicas solo pueden usarse para las criptomonedas. Para usar una billetera digital hay que hacer la descarga previamente desde la página de un proveedor, pero es un proceso muy sencillo y rápido que puede realizar cualquier usuario, sin conocimiento técnico alguno. Las billeteras electrónicas están disponibles para los sistemas operativos macOS, Linux y Windows, así como para los usuarios de Apple.

Los propios usuarios pueden impulsar el desarrollo de Asch

La criptomoneda Asch ha atraído en los últimos años a desarrolladores experimentados de todo el mundo. Ello es debido a que sus fundadores buscan nuevos desarrolladores, por lo que la moneda está abierta a cualquiera que esté interesado en este tema. Esto implica que quien tenga unidades de Asch puede trabajar en el futuro en la criptomoneda. Hay muchos sectores económicos que pueden aprovechar este potencial, como las tiendas minoristas, las empresas de servicios y las tiendas online de moda y electrónica. Los usuarios corrientes y los profesionales de TI pueden participar en el futuro desarrollo de Asch. Además, se puede contactar fácilmente con los desarrolladores, solicitar su consejos y hacer comentarios, críticas o sugerencias. Se espera que, mediante la implementación de propuestas concretas, la moneda mejore todavía más y acabe por tener la relevancia que actualmente tiene el oro, la plata o el franco suizo. A pesar del éxito que ya ha alcanzado Asch Coin, sigue siendo una moneda disponible para todos, que ofrece a cualquier usuario corriente la oportunidad de invertir en ella.

La capitalización de mercado de Asch Coin y su proyección de futuro

Para valorar el potencial de una criptomoneda hay que calcular su capitalización de mercado. Esta cantidad se obtiene multiplicando la totalidad de unidades disponibles por su precio actual. Si un inversor quisiera adquirir todas las monedas de Asch tendría que pagar como precio el de su capitalización de mercado. En un segmento en auge como el de las criptomonedas, la capitalización de mercado no debe ser ni demasiado baja ni demasiado alta. Un valor muy bajo implica que la moneda no tiene futuro, mientras que un valor muy elevado significa que la moneda ha alcanzado su nivel más alto y no va a crecer más.

La criptomoneda Asch se encuentra en un aconsejable valor medio. Su capitalización de mercado es de más de 25 millones de dólares americanos. Esto sugiere que la moneda todavía goza de un gran potencial. Aunque Asch ya se usa masivamente, todo hace pensar que seguirá aumentando de valor. Nadie sabe con certeza cómo evolucionará esta criptomoneda pero, según los expertos, sus posibilidades son muy buenas y lo más previsible es que su precio siga subiendo.

Nuestra opinión sobre Asch Coin

Una inversión en Asch Coin tiene muchas probabilidades de éxito. Gracias a su fuerte presencia en los mercados de Asia y China, Asch Coin está bien posicionada y puede emprender su expansión para conquistar el mundo. Las características claves de esta moneda son la seguridad, el anonimato y la alta flexibilidad en su uso cotidiano. Asch Coin pronto podría suponer una amenaza para los medios de pago tradicionales. Cualquier persona que invierta ahora en la moneda tiene la oportunidad de obtener en el futuro una excelente rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *